La natación húngara registra 9 positivos en coronavirus

La noticia saltaba después de que el campeona mundial Boglarka Kapas anunciara su positivo tras hacerse el test de COVID-19. Y a partir de ahí han sido varios los nadadores húngaros que han confirmado también su positivo en coronavirus. La Federación Húngara de Natación ha emitido un comunicado diciendo que nueve personas, incluyendo nadadores del equipo nacional y miembros del personal, han dado positivo hasta el martes por la noche.

Todas las personas fueron sometidas a la prueba al haber participado en los training camps de la Federación Húngara de Natación – los nadadores y los miembros del personal tienen que dar dos veces un resultado negativo antes de entrar en cualquiera de las cinco instalaciones nacionales que, según se informa, se han puesto a disposición. Como parte de ese protocolo, Dominik Kozma, David Horvath y Richard Bohus también han confirmado en Instagram que dieron positivo; Horvath y Bohus han dicho que aún no tienen síntomas.

Muchos de los nadadores estuvieron en un entrenamiento en Tailandia antes de regresar a Hungría. Kozma, Horvath, Bohus y Kapas formaron parte del equipo húngaro en los Campeonatos Mundiales de 2019. Kozma (7º en los 200 libres) llegó a una final mientras que Bohus (10º en los 50 libres, 15º en los 100 libres) llegó a las semifinales. Kapas fue la campeona mundial de 2019 en los 200 libres.

La estrella húngara Katinka Hosszu, que no estaba en Tailandia pero que ahora está en Budapest, informaba hace unos días que seguía normalmente su entrenamiento con el equipo nacional húngaro:

“La mayoría de las competiciones que tenía previstas para los próximos meses han sido canceladas, lo que cambia mucho la preparación. En cuanto a los Juegos Olímpicos, no estamos seguros todavía, pero tengo mucha suerte porque en Hungría el equipo nacional todavía puede entrenar. Así que en cuanto a nuestro plan de entrenamiento, estamos manteniendo la misma planificación por ahora.”

Cameron van der Burgh advierte del peligro del virus

Cameron van der Burgh, campeón olímpico en 2012 en los 100 metros braza en Londres y subcampeón en Río 2016 en la misma prueba hacía público que llevaba dos semanas luchando contra el coronavirus. El nadador sudafricano de 31 años fue el primer nadador de élite en revelar públicamente que habia sido infectado por este virus que se ha convertido ya en una pandemia mundial.

Retirado en 2018, el exnadador de 31 años afirmó en redes sociales que lleva “es, con mucho, el peor virus al que me he enfrentado a pesar de que soy una persona joven, con buena salud, con pulmones fuertes (no fumo y hago deporte), y que llevo un estilo de vida sana”.

Fuente

X