su consumo la semana previa a un maratón incrementa el daño muscular

El consumo de carne ha estado en boca de todos desde hace años y más incluso en los últimos meses. Son muchos quienes abogan por reducir su consumo debido al impacto de la industria en el medio ambiente o por sus posibles efectos nocivos a la salud.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) establece un consumo recomendado de 21 kilos de carne al año, en España la cantidad se dispara a los 50 kilos. Vamos a analizar los efectos del consumo de carne la semana previa a realizar un maratón.

Un reciente estudio de 2019, de origen español, muestra cómo afecta la ingesta dietética en la semana previa a un maratón con el estrés cardíaco y el daño muscular en la prueba.

carne maraton
Foto: Envato Elements

El estudio

La mayoría de los estudios realizados hasta la fecha se han centrado en los efectos de ciertos suplementos o de frutas como la granada en el rendimiento. El objetivo de este estudio es abarcar los efectos de nuestra dieta, como concepto, previo a la maratón.

Para la investigación contaron con 69 corredores de maratón sanos y con al menos 5 años de experiencia participando en esta distancia. A los participantes se les llevó el registro de los alimentos consumidos en la semana previa a la prueba.

Los corredores no podían utilizar estimulantes, analgésicos y otros elementos como medias de compresión. La prueba en la que se llevó a cabo el estudio fue la Rock’n’Roll Madrid Marathon de 2016.

Una vez terminada la carrera se tomaron muestras de sangre de los participantes para su posterior análisis.

Resultados

Los resultados muestran como el consumo de ciertos grupos de alimentos consumidos en la semana previa a la prueba afectan al daño muscular y al estrés cardiaco. Un mayor consumo de carne, mantequillas y carne grasa en la semana previa se asoció a un mayor nivel de daño muscular y estrés cardíaco provocado por el ejercicio.

Llevado a la práctica se recomienda a los corredores priorizar la ingesta de pescado frente a la carne como fuente de proteína o el aceite de oliva para sustituir a la mantequilla.

Respecto a las verduras, pese a que no aumentan los daños a priori, es preferible reducir su consumo a favor de aumentar la ingesta de frutas, cereales y patatas o legumbres como fuentes de hidratos.

Pescado
Foto: Envato Elements

Fuente

X