La polémica de las tiradas de más de 300 kilómetros de los PROs: ¿a favor o en contra?

Me lo estoy pasando como si fuera el juego de Pokemon“. Así se refería Pello Osoro a sus kilometradas sobre el rodillo durante los meses de confinamiento.

El eibarrés, confinado en casa, veía como toda la planificación del año quedaba trastocada sin solución de continuidad: temporada de triatlones de invierno –en la que pudo al menos tomar la salida en dos– y temporada de duatlones cancelada. En este escenario, él al menos quería divertirse.

Y durante las semanas encerrados así lo hizo, alcanzando prácticamente el nivel 50 de Zwift -el que tiene Lionel Sanders y del que, por el momento, no se puede pasar- y acumulando más de mil kilómetros a la semana.

Una vez se entró en la desescalada, se puso otro reto por delante: ascender todos los puertos de Guipúzcoa, de los que le quedan, a fecha de hoy 15 de 48.

Imagen
Foto: Twitter

Lamentablemente, una caída hace unos días cortaba su progresión, pero ni corto ni perezoso, y con el brazo en cabestrillo, se lanzaba al monte a trotar. Hasta 36 kilómetros ha llegado a acumular en una sola tirada.

Ahora, ya sin cabestrillo, ha tomado una determinación: tomar la salida el próximo mes de agosto en el Embrunman, en la que será su tercera participación en la prueba francesa.

Y para llegar en buenas condiciones, continúa con las tiradas largas y maratonianas. Este fin de semana, 333 kilómetros a lo largo de once horas. “Encierras a un loco dos meses en casa y luego pasan estas cosas“.

“Si no llegan pronto las pruebas, habrá más de estas”, sentenciaba el de Orca.

Nan Oliveras, en la misma línea

nan oliveras ciclismo
Foto: Instagram // Nan Oliveras

Pero no es el único que se ha dado a las tiradas extremadamente largas. Nan Oliveras, que ya al poco de comenzar el confinamiento acumuló 300 kilómetros sobre el rodillo y en la descalada los alcanzaba recorriendo la provincia de Girona, va a la par de Osoro.

Este fin de semana, acompañado por su amigo Pol Espargaró, sumaba 313 kilómetros con 3.400 de desnivel. “Disfrutando de un buen domingo con amigos“, escribía en su cuenta de Instagram.

Eneko Llanos, de los primeros en dar su opinión

Las reacciones a las salidas de Pello Osoro y Nan, que han tenido gran repercusión en medios, no se han hecho esperar.

Eneko Llanos ha sido, siempre desde el respeto que le caracteriza, de los primeros en dar su opinión. “Personalmente cuatro horas y media o cinco es lo máximo que hago en mis tiradas largas y lo que prescribo a los triatletas que entreno“, ha comendato el vitoriano.

Más que eso a modo puntual, reto personal o anécdota vale, pero cuidado con el machaquismo (y con fomentarlo), a la larga no trae nada bueno“.

Pablo Dapena respondía con un “amén“. Jaime Menéndez de Luarca, iba en la misma línea. “Respeto las kilometradas pero como deportista y entrenador me gusta que todo gire en torno a la progresión y a lo que se puede asimilar a largo plazo, mental y fisicamente“.

El propio Pello, que siempre ha dicho que nadie le tome como ejemplo, compartía el tweet de Eneko cerrando todo viso de polémica: “Creo que éste -en referencia a Eneko- sabe un poco de lo que habla“.

Fuente

X