Pulveriza el récord de media maratón con carrito: 1h22:29 (3’55″/km)

Lauren Stroud, un nombre que no se nos puede olvidar a los amantes del atletismo. Su próximo objetivo es clasificarse para las pruebas de clasificación de acceso al maratón olímpico de Tokio 2020, pero correr la media en 1 horas, 22 minutos y 29 segundos empujando un carrito de bebé no es poca broma.

Y es que el pasado 14 de abril se disputó la Vintage Park Half Marathon en Houston donde la corredora local Lauren Stroud no solo consiguió ganar la prueba en categoría general femenina, sino que establecía un nuevo récord Guinness en la categoría de media maratón con cochecito de bebé. Lo hacía con su hija de ocho meses, Sadie Rose Stroud, y pulverizaba el anterior récord, dejándolo en 1:22:29.

Stroud sacaba más de cinco minutos al registro establecido por la corredora británica,Lindsy James, en 1:27:34. Julia Webb vencía en la 2016 Rock’n’ Roll Chicago Half Marathon con un tiempo de 1:22:57, pero este récord parece no haber sido ratificado nunca por Guinness.

Por si fuera poco, Stroud se imponía en la clasificación general femenina. Eso quiere decir que ganó a todas las corredoras que corrían sin niño y sin carrito. Y lo hacía con una diferencia de casi 6 minutos sobre la siguiente clasificada y corriendo a menos de 4 minutos el kilómetro durante toda la media. Concretamente a 3’55» el kilómetro. Así es como Sadie, la hija de Stroud, estuvo durmiendo relajada durante más de la mitad de la carrera y solo empezó a inquietarse algo al final. Un clima soleado acompañó a la pareja durante el recorrido, aunque el fuerte viento que apareció en el tramo final de la prueba supuso un verdadero reto para la pareja, que ha presentado toda la documentadión a Guinness  y está esperando confirmación del récord.

 

 

Fuente

X