Rohan Dennis se proclama Campeón del Mundo de CRI… ¡con una BMC camuflada!

El australiano Rohan Dennis se ha hecho esta tarde con su segundo título de Campeón del Mundo de lucha contra el crono en los mundiales celebrados en Yorkshire, Gran Bretaña. Le han acompañado en el podio un Remco Evenepoel que, a sus diecinueve años, se convierte en el medallista más joven en contrarreloj, y el italiano Filippo Ganna, la gran sorpresa de la jornada al superar a especialistas como Dowsett, Lampaert o Campenaerts. Estosdos últimos se fueron al suelo en los kilómetros finales.

La polémica del día ha sido la bicicleta que Rohan ha utilizado. Tras desaparecer del Tour de Francia en extrañas circunstancias durante el transcurso de la duodécima etapa, un día antes de la disputa de la CRI de Pau, sin que llegase a trascender el porqué. Todas las conjeturas indicaban que la disputa con su actual equipo, el Bahrein-Merida, venía por la equipación del equipo, con la que el exciclista de BCM no estaría conforme. Y hoy parece que ha dado carpetazo al tema apareciendo en la línea de salida con una BMC Timemachine 01, la misma que por ejemplo utiliza Pablo Dapena en competición.

No solo ha sido la bicicleta con la que ha dado calabazas a su actual club. El casco aero era el KASK Mistral, del que hablamos hace unos meses en la revista.

En teoría, el casco que debería haber utilizado Dennis era el aero de Rudy Project, patrocinador de Bahrein-Merida. El desencuentro con el club es total: en meta ha entrado golpeándose el casco, dejando muy claras sus intenciones de que se viese el material con el que estaba compitiendo. Tan obvio ha sido que incluso BMC le ha felicitado a través de Instagram.

Dominio de principio a fin

A sus 29 años, Dennis ha dominado la carrera de principio a fin. En el primer punto de control, a los 16,7 kilómetros, ya aventajaba a Evenepoel en 19 segundos, que pasarían a ser un minuto en Fountains Abbey, en el kilómetro 37. Como muestra del poder del australiano: ha doblado a Primoz Rogliç, ganador de La Vuelta, que comenzó tres minutos antes, en el kilómetro 31 de la carrera.

«Ha sido un año muy duro, se ha hablado mucho desde el Tour de Francia sobre qué estaba haciendo«, ha dicho Dennis en meta. «Tenía ganas de llegar aquí en el mejor estado de forma para demostrar que no había colgado la bicicleta. Tengo mucho que darle aún al deporte«.

Fuente

X