Alberto Lorente, récord mundial de piscina a contracorriente, 30 horas

Se llama Alberto Lorente y es una persona y corriente. Solo le distingue del resto su voluntad y su capacidad de conseguir las metas que se propone, además de ser una excelente persona. Alberto se propuso batir un récord Guinness a nado, el del número de horas de natación estática a contracorriente, que hasta hoy estaba en 25 horas.

A las 17 horas del domingo 29 de junio el cronómetro marcaba el récord que Alberto Lorente se había propuesto: nadar 30 horas sin interrupción en una piscina. Superaba en cinco horas la anterior marca de natación estática a contracorriente. Este récord ha sido registrado por Official World Record.

Son varios años los que este nadador de Viladecans lleva uniendo dos conceptos como son deporte y solidaridad. Después de dos maratones a nado, durante unas 24 horas, esta vez ha querido hacer algo diferente. Un reto con una exigencia física importante pero, sobre todo, con una gran carga de fuerza mental.

Alberto, un experto en largas distancias se lanzó a la piscina el sábado a las 11 de la mañana con el objetivo, no sólo de conseguir el récord, sino de recaudar fondos para una causa concreta. Habiendo conocido de cerca la Casa Ronald McDonald Barcelona, no ha dudado en dedicárselo a las familias, y concretamente a los niños, que allí residen. La Casa da alojamiento a niños que, debido a padecer enfermedades graves, deben desplazarse de sus ciudades, incluso de sus países, para poder recibir el necesario tratamiento médico.

Y para conseguir este reto, Alberto tuvo que enfrentarse a las 30 horas nadando en solitario y a contracorriente en la piscina, terminando con sus extremidades como se puede ver en esta foto publicada por el nadador: lo que no se ve de los retos.

Foto: Instagram // Alberto Lorente

No es la primera gesta solidaria de Alberto Lorente. Hace un año ya nadó 61 kilómetros en aguas abiertas para un proyecto en la lucha contra el cáncer infantil. Sin duda Alberto, además de un superhéroe y un ultranadador es una persona con un corazón que no le cabe en el pecho. ¡Enhorabuena por este gran ejemplo!

Fuente

X